Plantillas para tatuajes

Las plantillas para tatuajes son una ayuda ideal para aquellos tatuadores que todavía no poseen la pericia suficiente para dibujar imágenes desde cero. Pero también pueden ser útiles cuando quieres comparar diseños o fusionar algunos en uno solo.

Cuando vayas a una tienda donde hacen tattoo verás que en su pared existen diferentes plantillas para tatuajes. Desde pequeñas a grandes, con colores o sin ellos, tribales, frases en otros idiomas, símbolos abstractos y mucho más.

Hasta plantillas de tatuajes hay para niños, claro, estos no son tatuados, sino que son pegados a la piel y duran un día.

Herramienta del tatuador

Una plantilla es una herramienta de referencia para la persona que tatúa. Antes de comenzar a utilizar la máquina, el artista calca la figura en la piel con un lápiz. Esto asegura que el tatuaje no tenga errores.

También con la plantilla se establece las dimensiones del tatuaje, si lleva sombras o un patrón especifico de colores a seguir. Esto último es muy importante para el tatuador ya que con eso puede preparar los pigmentos adecuados que servirán para darle color y calidad al tatuaje.

Tatuaje personalizado

No te llamó la atención ningún dibujo que vistes en la tienda de tatuajes, entonces porque mejor  no te dibujas uno tú mismo. No es difícil y tampoco necesitas ser un experto dibujante para hacerlo, solo sigue estos sencillos pasos:

  • Escoge un dibujo base que te haya llamado la atención.
  • Busca papel carbón para transferir ese dibujo a una hoja blanca.
  • Con cinta adhesiva pega el papel carbón con la hoja y empieza a trazar con mucho cuidado el dibujo.
  • Luego de haber trazado, corta el dibujo dejando alrededor de él un espacio de 3 centímetros aproximadamente.
  • Pégalo en el área del cuerpo donde quieres tatuarlo con un poco de desodorante y así puedes saber si te quedará bien o no.

Tatuarse puede ser una decisión difícil, por el simple hecho de tener algo marcado en la piel por toda la vida. Pero si el tatuador es bueno, puede convertirse en algo muy especial y significativo, que podrás admirar en tu cuerpo siempre.