Tatuajes en

Una buena experiencia, que dure para toda la vida, son los tatuajes en nuestro cuerpo. Un tatuaje es la mejor forma de invertir en una buena experiencia, que nos va a durar de por vida. Sólo tenemos que saber que elegir el diseño correcto y que zona nos vamos a aplicar dicho arte.

Ante todo, la personalidad cuenta, es por ello que debemos saber que arte vamos a seleccionar, para ello, lo más conveniente es revisar y escoger, aquel con el que más nos identificamos. Inclusive si el dibujo es algo que se nos da con facilidad, podemos intentar hacer nuestro propio arte con el objetivo de tener nuestro toque personal en la piel.

Cuidados básicos

Existen cuidados pre y post aplicación, que se deben seguir con el objetivo, de hacer de la aplicación de nuestros tatuajes en el cuerpo una experiencia agradable, el no poner atención a estos consejos, nos hará pasar con total seguridad, más de un dolor de cabeza.

Cuidados pre – elaboración

El consejo más importante, es que se hace necesario, que no se ingieran ningún tipo de bebidas alcohólicas ni estupefacientes antes de hacernos un tatuaje, algunos insisten en por lo menos unas 24 horas previas a la aplicación.

Esto se hace con el objetivo de evitar sangrados excesivos durante la prueba, puesto que las drogas y el alcohol inciden de forma directa en el comportamiento del sistema sanguíneo. 

Cuidados post – elaboración

Es importante no exponer el tatuaje al sol, puesto que puede ocasionar comezón e irritación, existen otros consejos y son la utilización de cremas cicatrizantes, para acelerar el proceso de curación de la piel afectada. Así como también, el evitar exponerse a saunas, piscinas y agua salada, puesto que nos hará propensos a contraer una infección.

Sigue estas pautas, con el objetivo de, evitar generar experiencias que puedan ser desagradables. recuerda que la aplicación de los tatuajes en nuestro cuerpo, nos llevan a explotar al máximo nuestro sentido de personalidad e identidad.

Un tatuaje no es solo una pintura bonita que nos va a acompañar a lo largo de nuestras vidas, representa también, nuestra forma más original para expresarnos en sociedad.