Tatuajes japoneses

Los tatuajes japoneses representan parte de una gran cultura milenaria y también de la historia del tatuaje en el mundo. Su gran variedad de diseños y su estilo único, hace de este tipo de tatuaje, una fuente constante de inspiración para los tatuadores y para los tatuados.

Historia del tatuaje en Japón

La historia de los tatuajes japoneses se remonta a la era paleolítica, donde se presume que  tenían como fin, la decoración corporal cargada de espiritualidad. Se dice que quienes se tatuaban en el período Yayoi (300 a.c al 300 d.c.) eran personas poderosas e influyentes, con el fin de obtener protección divina.

Posteriormente, para el período Kofun (250 d.c. aprox hasta el 538 d.c.) se comenzó a utilizar como castigo. Los tatuajes marcaban a los criminales para ser reconocidos fácilmente por el resto de los integrantes de la sociedad. Ya para el período Edo (1600 d.c al 1868 d.c) el tatuaje japonés comienza a formar parte de la cultura ancestral, cuando se desarrolla su técnica tradicional: el irezumi.

El irezumi como técnica del tatuaje

El irezumi es la técnica tradicional creada en Japón para la realización de los tatuajes. Sus orígenes parten del arte de la impresión en madera y de la suikoden, que fue la impresión de la famosa novela china donde se ilustraban hombres en heroicas escenas.

Los artistas que grababan en madera comenzaron a tatuar utilizando diferentes herramientas como cinceles, gubias y por supuesto, la famosa tinta negra.

Diseños más comunes

Al elegir un  diseño de este tipo de tatuajes japoneses, debemos tener claro su significado y conexión con la cultura oriental. A continuación te presentamos algunos de los más difundidos:

Geishas

Después de ser educadas, tenían como labor el acompañar y entretener en las fiestas.

Samuráis

Guerreros de mucho coraje y con un gran sentido ético.

Dragones

Símbolo de poder supremo, sabiduría y fuerza.

Flor de loto

Representa la pureza espiritual.

Al momento de elegir uno de los tatuajes japoneses, debemos tomar en cuenta no sólo la belleza que aporta, también debemos considerar su significado intrínseco y profundo, puesto que es algo que llevaremos toda la vida en nuestra piel y será parte de  nuestra historia.