Tatuajes nuevos

Los tatuajes nuevos requieren de cuidado y paciencia para que terminen curar correctamente. Después de elegir el diseño y conseguir que el artista haga el trabajo que deseas, el post tratamiento es el aspecto más importante para obtener mejores resultados. No debe tomarse a la ligera, debes cuidar de tu tatuaje de la mejor manera posible.

Te daremos instrucciones que te guiarán a través de cada etapa y te detallaremos que debes hacer y qué no con el fin de ayudar a mantener tu tatuaje en perfecto estado.

El primer día después del tatuaje

Cuando los artistas terminan de realizar todo el proceso con los tatuajes nuevos, la piel será  esencialmente una gran herida en carne viva, abierta a todo tipo de gérmenes y bacterias desagradables.

Se deben realizar procedimientos de mantenimiento que aseguren que la zona tatuada de la piel se mantiene libre de infección y en un entorno que garantice que la curación procederá  rápida y eficientemente como sea posible.

Guía de instrucciones

Hay una serie de cosas que definitivamente no se debes hacer en las primeras etapas de la cicatrización del tatuaje. A continuación se muestra una lista:

Arrancar costras

La formación de costras debe ser sobre todo por la luz, pero también pueden aparecer sobre ciertas áreas, en los tatuajes nuevos también depende de cuánto se afinco y trabajo el artista en ella.

Sumergir el tatuaje en el agua

El agua es un medio para los muchos tipos de gérmenes y bacterias, y es imprescindible evitarlo por lo menos durante un mes.

Exponer su tatuaje al Sol

Cuando la piel aún se ve roja e hinchada, es una zona muy sensible, e incluso a pequeñas cantidades de rayos UV. Prolonga los tiempos de curación y se desvanece la tinta.

Cremas

En los nuevos tatuajes una capa gruesa de producto va a evitar que la zona reciba suficiente aire y oxígeno, lo que afectará a la calidad de la cicatrización. Sólo aplicar una capa muy delgada, la cual te ayudará a curar y mejorar prontamente.

Es vital que usted trate de tener una rutina de higiene con el tatuaje con el cuidado que se requiere para que se vea tan clara, nítida y colorida como sea posible durante mucho tiempo.